domingo, 9 de abril de 2017

Bundtlettes de coco tostado

Hacía mucho que no me pasaba por aquí y tenía ganas de compartir con vosotros alguna nueva receta que he estado probando. Estos bundtlettes o mini bundt cakes de coco tostado son muy ricos y fáciles de preparar (a Miranda le encantan). Podéis acompañarlos con un glaseado de lima, que combina fenomenal con el coco, o con un glaseado clásico de chocolate negro, dependiendo de vuestros gustos. Yo además los he decorado con unos pequeños huevos de chocolate, aprovechando que comienzan las Pascuas y que la forma de estos bizcochos da mucho juego para simular pequeños nidos.

Para prepararlos adapté la receta de un pound cake de coco de Martha Stewart. Os pongo los ingredientes en gramos.

Ingredientes: (Para 12 bundtlettes)

- 170 gr. de mantequilla sin sal
- 260 gr. de harina
- 1 cucharadita y media de levadura en polvo
- Media cucharadita de sal
- 180 gr. de azúcar
- 1 cucharadita de esencia de vainilla
- 3 huevos grandes
- 240 ml. de suero de leche o buttermilk (lo podéis hacer añadiendo una cucharada de vinagre blanco a 240 ml. de leche, removemos y dejamos reposar 10 minutos)
- 125 gr. de coco rallado tostado

Para el glaseado:

- 150 gr. de azúcar glas
- Zumo de lima
- Coco rallado
- 150 gr. de chocolate negro
- Huevos de chocolate

Lo primero que haremos será tostar el coco rallado en el horno. Precalentamos el horno durante 15 minutos a 175º, extendemos el coco rallado sobre un papel vegetal en la bandeja y lo horneamos durante 5 minutos, removiendo de vez en cuando para que se tueste de manera uniforme. Cuando veamos que está dorado, lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar.

Dejamos el horno encendido a 175º y engrasamos el molde que vayamos a utilizar para nuestros bizcochos. Yo utilicé el modelo de 6 mini Heritage de la marca Nordic Ware, que podéis encontrar en Enjuliana. Me lo regaló Bea (Tú eres el chef) el año pasado, cuando leyó este post, y me hizo muchísima ilusión; ahora se ha convertido en uno de mis moldes preferidos.

Mezclamos la harina, la levadura y la sal y reservamos. En otro bol batimos la mantequilla con el azúcar a velocidad media-alta unos 8 minutos hasta que quede ligera. Añadimos la vainilla y, a continuación, los huevos de uno en uno, batiendo bien cada vez. Bajamos la velocidad y añadimos la mezcla de harina en tres veces, alternándola con el suero de leche en dos veces (es decir, empezando y terminando con harina). Batimos hasta que esté bien mezclado.


Añadimos el coco tostado y lo mezclamos con una espátula. Llenamos el molde con la masa y lo horneamos unos 25-30 minutos (hasta que al pinchar salga limpio). Una vez estén listos nuestros bizcochos, sacamos el molde del horno y lo dejamos enfriar sobre una rejilla unos 10 minutos sin desmoldar. Pasado ese tiempo, desmoldamos nuestros bundtlettes con cuidado y los dejamos enfriar del todo. 

Cuando se hayan enfriado, preparamos los glaseados. Tamizamos el azúcar glas, añadimos un chorrito de zumo de lima y lo mezclamos bien hasta que no haya grumos. Si está demasiado espeso, añadimos más zumo, y si está demasiado líquido, añadimos más azúcar. Lo ideal es que podamos pintar una línea de glaseado sobre otra y que se fundan muy lentamente. Colocamos el glaseado sobre los bizcochos con ayuda de una cuchara y espolvoreamos un poco de coco rallado por encima antes de que se seque.

Para la cobertura de chocolate, simplemente tenemos que derretir nuestro chocolate al baño maría y cubrir los bizcochos con ayuda de una cuchara. Una vez se haya endurecido, colocamos encima los huevos de chocolate

Estos bizcochos tienen un ligero sabor a coco que, al tostarlo, resulta aún más delicioso y combina muy bien tanto con el chocolate como con el glaseado de lima, para los que prefieran un toque ácido.

Como veis, son muy sencillos de preparar y con este molde quedan muy bonitos, porque podéis decorarlos en forma de nidos para estas fiestas. A los niños les encantarán.

Pero, aunque no tengáis este tipo de molde, no dejéis de preparar esta receta tan rica. Podéis utilizar cualquier molde grande para bizcocho que tengáis en casa, simplemente tendréis que aumentar el tiempo de horneado.

La semana que viene nos iremos de viaje a Amsterdam, aprovechando estos días festivos que coinciden con la floración de los tulipanes, y también estamos empezando a preparar el cumple de Miranda, así que espero poder ir enseñándoos todo en el blog durante las próximas semanas. 

¡Feliz domingo y Felices Pascuas!



7 comentarios:

  1. Que bonitas te han quedado con ese molde :D. Coco tostado?? eso no lo he probado nunca, jeje, pero imagino que estará rico, no se notaran tanto las escamitas de coco imagino que al tostarlas estarán crujientes esas virutitas de coco. Los glaseados y esos huevitos de decoración los convierten en unos niditos muy apetecibles.
    Besote!!!!

    ResponderEliminar
  2. Tienen una pinta estupenda.
    Carmen

    ResponderEliminar
  3. Qué bonitos, y qué ricos deben estar...Nunca he probado el coco así, tostado, pero seguro que me gusta ;)
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Te echábamos de menos ! Pero has vuelto con una receta riquísima

    ResponderEliminar
  5. Qué bonitos te han quedado y las fotos son una maravilla, me encanta tu blog.

    ResponderEliminar
  6. Pintaza! Me encanta la decoración.

    ResponderEliminar
  7. ¡Madre mía que bonitos! Dan penita comértelos jeje. Me encantan.

    ResponderEliminar