domingo, 28 de junio de 2015

9 ideas para disfrutar del verano

Éste es el último post de la temporada y con él me despido hasta septiembre. Me tomo los meses de julio y agosto de vacaciones para disfrutar al máximo todo el tiempo con Miranda e intentar cumplir los propósitos de la lista que os enseñé aquí

Quería despedirme con una receta (unas cookies concretamente), pero esta semana Miranda y yo hemos estado constipadas y el fin de semana estamos teniendo en Valencia una ola de calor que hace impensable (y casi imposible) eso de encender el horno. Así que he preferido hacer una pequeña selección veraniega con algunos posts que he ido publicando a lo largo de estos años en el blog: tres refrescantes recetas para disfrutar, tres sencillos DIY para crear (y también regalar) y tres planes diferentes para vivir este verano. Espero que os gusten.


DISFRUTA:

- Batidos bicolor de vainilla y fresa: Hace unas semanas os enseñé cómo hacer estos divertidos batidos de dos colores, deliciosos y facilísimos de preparar. También os recomiendo que probéis a hacer un float, como el que os mostré hace meses en Instagram. Sólo necesitáis un refresco y un par de bolas de helado; mi combinación favorita es el clásico de Coca-Cola con helado de vainilla. Aunque parezca algo rarísimo está requetebueno y os recordará a los polos Drácula que comíamos de pequeños.

- Polos caseros con fruta natural: Pocas cosas hay más refrescantes y fáciles para hacer en verano que unos polos caseros con zumos de frutas naturales. Estos de colores os los enseñé hace un par de años en el blog, llevan cereza, fresa, naranja, piña y kiwi; y sólo necesitáis unos vasitos de plástico para prepararlos.

- Cuatro sencillas bebidas veraniegas: Limonada de cereza, té helado de albaricoque, sangría blanca y agua de frutas variadas para disfrutar en estas calurosas tardes de verano en la terraza, junto a la piscina o donde os apetezca. Las combinaciones que elegí para las aguas de frutas fueron: naranja y lavanda, sandía y menta, frambuesa y lima, y una mezcla de cítricos (limón, naranja y lima). A cada cuál más deliciosa.

CREA:

- Corona de flores naturales: Este DIY lo hice para mi sobrina Martina en su primer cumpleaños, junto con este tipi indio. Una corona de flores muy colorida y sencilla, que necesita muy pocos materiales y con la que cualquier niña (o no tan niña) estará guapísima.

- Cómo hacer jarrones con botellas pintadas: Mi DIY más internacional (ha sido traducido a diferentes idiomas) y el que más éxito ha tenido en todos estos años de blog. Unas botellas de vidrio transparente que decidí pintar con varios tonos en degradado (simulando un atardecer) para hacer unos sencillos jarrones como centro de mesa.

- Cesta de bienvenida para invitados en casa: Si este verano tenéis amigos o familiares que vienen unos días a quedarse en vuestra casa, no dudéis en hacerles esta bonita cesta de bienvenida. Nosotros les pusimos a nuestros invitados algunos productos de belleza y varias cosas para picar típicas de la zona. Además, utilizando un tarro de cristal, les preparamos un pequeño souvenir de la playa, a modo de recuerdo de las vacaciones.

VIVE:

- Desayuno picnic en el parque: Ya sabéis que para mí no hay verano sin picnic, así que no puedo dejar de recomendaros éste en el que hicimos un pequeño desayuno en un parque cercano a nuestra casa. Y si tenéis la suerte de tener un jardín, podéis hacerlo ahí mismo o daros un pequeño homenaje y prepararos este completo y riquísimo desayuno inglés.

- Noche de cócteles (o cómo preparar un bar en casa): Mi última gran fiesta con alcohol unos meses antes de quedarme embaraza fue esta noche de cócteles que preparamos en nuestra casa en compañía de unos amigos. Un plan facilísimo de organizar y muy divertido, donde cada invitado podía prepararse sus propios cócteles con todos los ingredientes que colocamos en la barra. Y si tenéis terraza, es un plan perfecto para disfrutar al fresco de las noches de verano.

- Dormir en una cabaña en un árbol: Uno de los sitios más increíbles dónde fuimos de vacaciones hace ya cinco años son estas preciosas cabañas en lo alto de los árboles. Están en Gerona (aunque hace poco han abierto también unas en el País Vasco) y, aunque no tienen luz ni agua corriente, no les falta ni un detalle para hacerte la estancia lo más agradable posible. Lo mejor: la cesta de desayuno que te cuelgan cada mañana de una cuerda y puedes subir fácilmente con ayuda de una polea. Si tenéis la oportunidad, no lo dudéis y reservad un fin de semana.

Y con esto me despido hasta septiembre. Espero que disfrutéis mucho del verano y de los días libres que tengáis. Ya sabéis que podéis seguirme en Instagram, donde iré subiendo fotos de nuestros viajes y nuestro día a día.

¡Feliz domingo y felices vacaciones!


domingo, 21 de junio de 2015

Desayuno con fondue de Nutella casera

Hoy os traigo un desayuno delicioso para disfrutar de este primer domingo de verano como se merece. Un desayuno en el que el plato principal es una sencilla fondue de Nutella casera con frutas, barquillos y galletas. Al Chico Pecoso y a mí nos encanta la Nutella y nunca falta un bote en casa, pero ahora que hemos probado esta riquísima Nutella casera (que además es muy fácil de preparar), guardaremos esos botes únicamente para "emergencias".

La receta de la Nutella casera nos la enseñaron las chicas de Fit Happy Meals en un fantástico showcooking de cocina saludable, organizado por Laboratorios Babé, al que asistí hace unas semanas, y realmente es mucho más fácil de preparar de lo que pensaba.

Ingredientes

- 400 gr. de avellanas tostadas sin piel y sin sal
- 1 ó 2 cucharadas de cacao puro en polvo (yo uso Valor)
- 2 ó 3 cucharaditas de edulcorante líquido
- 1 chorrito de leche (opcional)

Con una batidora de cuchillas, trituramos las avellanas solas hasta que suelten toda su grasa y formen una crema. Es recomendable dejar descansar la batidora de vez en cuando para no quemarla. Una vez tenemos la crema de avellanas, añadimos el cacao en polvo y el edulcorante y batimos un poco más hasta que se hayan mezclado bien.

Yo después le añadí un poco de leche para suavizarla, pero de esta forma hay que consumirla en unos días. Lo que podéis hacer es separar una parte de la crema que queráis consumir y añadirle la leche en ese momento, así el resto de la Nutella os aguantará mucho tiempo sin problemas.

Es una crema deliciosa, con mucho sabor a avellanas, que nosotros acompañamos en este desayuno con rodajas de manzana, fresas, plátanos, galletas de mantequilla y barquillos.

También la tomamos untada en rebanadas de pan con algunos frutos del bosque (moras, frambuesas y arándanos) y almendras en láminas.

Los frutos del bosque también sirvieron para acompañar unos vasitos de yogur griego con granola casera.

Y para beber, zumo de naranja y leche con cacao.

Además de la fondue de Nutella, compramos unos croissants en la panadería y preparamos uno de mis bizcochos preferidos, un angel food cake.

Este bizcocho también es perfecto para tomarlo con Nutella y unos cuantos frutos del bosque. Además, al ser un bizcocho de claras de huevo, es muy esponjoso y ligero.

Esta crema casera de avellanas la podéis hacer también con otros muchos frutos secos, como cacahuetes, almendras, pistachos... Y en lugar de edulcorante, podéis endulzarla con sirope de arce, por ejemplo, para darle un toque especial.






Os animo a que probéis a hacer en casa esta sencilla crema de avellanas y cacao para comprobar lo rica que está y lo rápido que se prepara. Y de paso, podéis disfrutar de un original desayuno con esta sencilla fondue. Seguro que a los niños les encanta.

¡Feliz domingo y feliz verano!