domingo, 22 de febrero de 2015

10 tips de fotografía que uso en el blog

Se podría decir que en los más de cinco años que llevo escribiendo este blog una de las cosas que más ha cambiado es la fotografía. En el tema de las recetas, sobre todo, se puede ver una clara evolución desde las primeras fotos que publiqué y que hacía con una cámara compacta, con luz artificial y sin editar, a las fotos de ahora, con cámara réflex, luz natural y editadas en ordenador. 

Por eso y porque muchas veces me preguntáis por la cámara que utilizo, objetivo, etc., he querido compartir con vosotros algunos consejos básicos que pongo en práctica cada semana en las fotos que veis en el blog y que a lo mejor os sirven de ayuda para las vuestras.

1. El ángulo de disparo 

Es importante decidir el ángulo de disparo que queremos utilizar y reconocer cuál es el que más favorece a nuestros platos. Los ángulos cenitales quedan muy bien en las fotografías culinarias, pero a mí me gustan también los ángulos picados, porque considero que a veces aportan más información a la imagen.

A la izquierda: ángulo cenital. A la derecha: ángulo picado.
Para tomar este tipo de fotos rara vez utilizo trípode, me gusta hacer las fotos cámara en mano y suelo subirme al banco del comedor (e incluso a la mesa) para las fotografías cenitales. 

De todas maneras, os recomiendo que probéis muchos ángulos distintos y os quedéis con el estilo que más os guste o más le vaya al tipo de plato. Por ejemplo, al fotografiar una tarta de varios pisos, me gusta hacer siempre algunas fotos a su altura.


2. Utiliza luz natural

La diferencia entre hacer las fotos en casa con luz artificial a hacerlas con luz natural es enorme. Cuando empecé con el blog, hacía las recetas al volver del trabajo, por la tarde o por la noche, y no me quedaba más remedio que hacer las fotos con luz artificial. Pero cuando empecé a hacer las fotos los fines de semana y vi la diferencia, ya no volví a hacerlas nunca más con luz artificial. En verano, al haber más horas de luz puedo hacer fotos entre semana, pero en invierno esto se convierte en misión imposible, y mis sesiones se tienen que limitar a los fines de semana (y más teniendo en cuenta que fotografío tanto el resultado final como el paso a paso de cada receta).

A la izquierda: luz artificial. A la derecha: luz natural


La elección de la dirección de la luz también es importante según el estilo que queráis darle a las fotos. Una de las iluminaciones que más me gusta es cuando la luz principal viene desde atrás (es decir, a contraluz). Aunque normalmente, para que el objeto no quede oscuro por delante, es necesario usar un reflector. Otra opción que también suelo utilizar es colocar los objetos con la luz principal a un lado. En ambos casos la mesa recibe un segundo foco de luz (aunque menos intensa) lateral y trasera respectivamente, como podéis ver en las fotos.

A la izquierda: luz principal trasera. A la derecha: luz principal lateral.
Para esto me vienen genial los paneles japoneses de Ikea que tenemos en el salón y que uso a modo de difusor (para que la luz no sea tan dura). Luego coloco el reflector (yo tengo éste) en una silla junto a mí o lo sujeto con unas pinzas al trípode.

El trípode lo utilizo muy poco, únicamente cuando quiero hacer fotos en las que aparezcan mis manos, por ejemplo, cortando un bizcocho, rallando chocolate, etc.


3. Usa el modo manual de tu cámara

Como os comentaba al principio del post, durante los primeros años del blog utilicé una cámara compacta automática que no me dejaba muchas posibilidades de ajustes para las fotos y que además tenía una óptica malísima (muchísimo peor que los móviles que tenemos ahora). Todo mejoró con nuestra primera réflex digital, la Nikon D3100 (la más básica de la gama pero más que suficiente para hacer buenas fotos), con la que empecé a disparar en modo manual. Os recomiendo que dejéis aparcado el modo automático para disparar con mayor libertad en modo manual, eligiendo la velocidad de obturación y apertura de diafragma que más os convenga para cada momento (si no sabéis qué son estas cosas, aquí tenéis una pequeña guía).

Ahora tenemos una nueva réflex, la Nikon D7100, que es mejor que la anterior y hace las fotografías más nítidas, pero donde realmente he notado diferencia ha sido en la capacidad de aumentar la ISO (equivalente a la sensibilidad del carrete) sin que salga ruido en la foto y aprovechar, de este modo, las últimas horas de luz del día.


4. La elección del objetivo

El objetivo que uso siempre en las fotos de recetas desde hace más de dos años es el 35 mm 1,8f (antes usaba el 18-55 mm que traía la cámara de serie). Igual os preguntáis por qué uso un 35 mm. y no un 50 mm como utilizan Jackie Rueda y otros fotógrafos para este tipo de fotos. Esto es porque mi cámara no es full frame como la de ellos sino crop sensor (las cámaras full frame son más profesionales ya que su sensor es de mayor tamaño), así que mi 35 mm equivale a su 50 mm en una cámara full frame. Si tenéis una cámara réflex crop sensor y os compráis un 50 mm, en realidad equivaldría a algo así como un 75-80 mm (dependiendo si usáis Nikon o Canon) en las cámaras de estos fotógrafos.

La principal virtud del 35 mm (ó 50 mm en full frame) es que te da un ángulo de visión muy similar a la de tu ojo. El mío tiene una apertura 1,8f por lo que además aporta muchísima luminosidad a la foto y también claridad al ser de focal fija. En aperturas grandes (cuando la profundidad de campo es muy pequeña) consigue unos desenfoques muy bonitos, con un bokeh muy marcado (los circulitos que veis en la foto de arriba).


5. El balance de blancos

El balance de blancos es fundamental para que una fotografía saque los tonos reales que vemos nosotros. Mis fotografías del principio con la cámara compacta automática, al ser en interiores, tenían unos balances de blancos horribles: algunas eran azules, otras amarillas…

A la izquierda: balance de blancos incorrecto (la foto está azulada). A la derecha: balance de blancos correcto.
Ahora hago balance de blancos cada vez que inicio una sesión de fotos e incluso varias veces si ha pasado algo de tiempo entre fotos (preparación, horneado, etc.), porque la luz natural va variando. De este modo me aseguro de que los colores que aparecen en las fotos son los reales. Alguna vez con las prisas se me ha olvidado hacer balance de blancos y para eso me ha venido muy bien disparar en RAW (equivaldría a la imagen sin revelar), porque así puedo corregir perfectamente la temperatura de color de la imagen en el ordenador.


6. La importancia de los detalles

En casa tengo varias teteras, unas cuantas tazas y boles de colores, manteles y servilletas con diferentes estampados, cucharitas y algunos objetos más que, además de utilizar a diario en casa, me sirven para decorar las escenas de desayunos y meriendas que os enseño en el blog. Yo me suelo decantar por los platos blancos para que la comida que hay en ellos destaque sobre el fondo. 

También me gusta incluir algunos elementos de color en la decoración, que pueden venir de los diferentes elementos que complementan la escena (cucharitas, boles, etc.) o también de flores frescas, algo que me gusta mucho tener en casa. Mis favoritas son las margaritas (blancas, moradas, amarillas…) porque son bonitas, sencillas y, si son frescas, aguantan muy bien varias semanas.
 
Luego intento decorar la escena coordinando los colores de todos estos elementos e intentando que no le roben protagonismo al postre, que es lo realmente importante en la fotografía.


7.  Edita la imagen

Es importante usar algún programa de edición de imagen para las fotos que queremos publicar en el blog. Yo utilizo Photoshop desde hace muchos años, que es mucho más sencillo de lo que os pueda parecer a primera vista. Aunque la cosa se complica cuando tengo a Miranda encima y le da por empezar a tocar todos los botones. :)

Las cosas que suelo retocar en una foto son la luz, el encuadre y las dimensiones (para que se ajusten al ancho de mi blog de 600px). Y, como os comentaba en el punto 5, si viendo la foto en el ordenador me parece que el balance de blancos no ha quedado bien, también retoco la temperatura de color. Todo esto lo suelo modificar en el RAW de la imagen, que contiene más información que el JPG (formato comprimido de la imagen), aunque en éste también lo podéis hacer.


8. Utiliza productos frescos (y sé rápido)

El mejor consejo que os puedo dar para que los postres parezcan apetecibles es que realmente lo sean, y eso se consigue utilizando productos frescos de la mejor calidad posible y tratándolos con cariño. En publicidad ya sabemos que utilizan muchas triquiñuelas para hacernos la comida más apetitosa (podéis verlo en este interesante post de Directo al Paladar), pero lo más honesto para que las personas que hagan nuestras recetas no se decepcionen con sus resultados es fotografiarlas tal y como son. 

Al usar productos frescos es fácil que se oxiden en el periodo de tiempo que estamos haciendo los fotos y pierdan su color habitual. En algunos casos podemos usar un poco de limón para retrasar su oxidación (en una manzana cortada o un aguacate, por ejemplo), pero lo mejor es que seáis rápidos haciendo las fotos para que todos los elementos estén en su punto perfecto. Las veces que más prisa me he tenido que dar para hacer las fotos ha sido con los soufflés de chocolate, que empezaban a bajarse a los tres minutos de sacarlos del horno, y con los helados porque, a pesar de encender el aire acondicionado, a los pocos minutos comienzan a derretirse.

9. Planifícate

Como ya sabéis los que me seguís desde hace tiempo, en las recetas y también en los DIY pongo siempre fotos del paso a paso, porque creo que os puede ayudar a la hora de la elaboración. Para ello, muchas veces apunto qué fotos del proceso quiero realizar y así me aseguro de que luego no se me olvida ningún paso, porque normalmente no se puede volver atrás. 

Alguna vez incluso he dibujado un pequeño storyboard (costumbres de cuando estudiaba Comunicación Audiovisual) para tener una idea más clara de las fotos que quiero hacer, como por ejemplo en el post sobre el anuncio de mi embarazo para explicarle al Chico Pecoso qué imágenes quería mostrar. 

 Él siempre se ríe de mis dibujos porque son malísimos, pero lo importante es que se entienda lo que quieres fotografiar.


10. Busca inspiración y encuentra tu estilo

Algunos libros de recetas o de fotografía culinaria son una magnífica herramienta para buscar inspiración. Me encantan las fotos de Linda Lomelino, Katie Quinn Davies, Aran Goyoaga, Silvia Palma o The Kinfolk Table, por citar algunos de mis favoritos. De ellos saco muchas ideas para la ambientación de la escena y la decoración de los platos. También utilizo mucho Pinterest, una fuente inagotable de inspiración que me resulta muy cómoda de visitar desde el ordenador, móvil o tablet. Utilizo esta plataforma a menudo para buscar ideas de recetas o presentaciones, que luego acerco a mi propio estilo.

Como ya habéis visto, me gusta especialmente preparar la ambientación de las recetas como meriendas o desayunos, porque así luego aprovechamos para comérnoslo. Eso sí, después de media hora haciendo fotos, lo que es caliente lo comemos frío y lo que es frío, lo comemos caliente (la dura vida del food blogger). También habréis visto que suelo poner fotos con cajitas de dulces para regalar. Esto no es únicamente decoración para la foto, sino que repartimos entre nuestros amigos y familiares muchas de las recetas que veis en el blog, porque sería imposible comernos nosotros dos solos todo lo que preparo. 
 
Espero que estos diez pequeños consejos os hayan servido para vuestras futuras fotografías. Están escritos desde mi experiencia personal con el blog, ya sabéis que no soy fotógrafa profesional, así que se admiten correcciones a cualquiera de los puntos que he señalado, para poder seguir mejorando en este campo.

¡Feliz domingo!


38 comentarios:

  1. Que chulo este post!
    Yo tampoco soy fotógrafa profesional ni food Blogger pero soy parte de un club de fotografía aquí en el pueblo dónde nos reunimos una vez al mes cin una asignación fotográfica. Este mes ha sido "comida" y me ha fascinado el tema. He buscado mucha inspiración, incluyendote a ti, para aprender a fotografiar la comida.
    Creo que me quedaré en este campo por algún tiempo, aunque lo de cocinar no va de la mano conmigo.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Un post genial Estefanía! Me encantan todas tus presentaciones y mise en place que haces en todas tus recetas!!! pero si hay algo que aún me gusta más es la pinta que tienen. Gracias a ti espero mejorar las fotos en mi blog y seguir deleitando a mi familia con las deliciosas recetas que nos presentas cada semana.

    Graciaaasss :)

    ResponderEliminar
  3. Muy buenos consejos! Se nota que entiendes, lo digo más que nada porque he hecho dos optativas de fotografía en la carrera y cuando empecé no tenía ni idea de lo que era el balance de blancos o el ISO ni sabía que existía el modo manual! jajaja
    Tus fotos son preciosas y las recetas (aunque no nos salgan a la mayoría tan bonitas como a ti) estan buenísimas, que es lo que importa:)
    Te deseo lo mejor porque tienes un blog ideal!
    FELIZ DOMINGO
    besos

    http://stylishpatterns.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  4. No sé muy bien como te descubrí, pero chica me tienes enganchada, yo tb hice audiovisuales. Me gustan muchísimo tus fotos aun estoy en fase de conseguir buenas fotos, en maquillaje el problema es conseguir que se aprecien los colores y que la luz no se los coma. Pues lo dicho que me encanta tu blog y tus recetas.

    ResponderEliminar
  5. Me ha gustado muchíiisimo el post, creo que el post de antes se ha borrado. Estudie como tu periodismo y audiovisuales, y me encanta tu forma de escribir y tus fotos, yo sigo en ese proceso de conseguir que mis fotos sean como yo quiero, en maquillaje el problema es el color... que se aprecien las sombras, los detalles. Lo dicho enhorabuena por tu blog, ni recuerdo como te descubrí pero me gusta mucho mucho.

    ResponderEliminar
  6. Hola Estefania!!! La verdad es que tus consejos me vienen de perlas porque hago unas fotos pésimas no, lo siguiente.

    ResponderEliminar
  7. This are great tips :) I really love your photography and will follow your tips for sure :)

    ResponderEliminar
  8. Hola. La verdad es que son muy buenos consejos, sobre todo para las blogueras que estamos empezando. Te sigo desde hace un tiempo y me encantan tus recetas y los estilismos y fotos. En marzo empiezo el curso de fotografía online con "A qué saben las nubes" a ver si mejoro las fotos. Yo soy repostera por afición pero tengo otro trabajo siempre de mañanas, dos niñas, ... Es por la noche cuando más me cunde la repostería pero las fotos, claro, no salen igual. Yo también hago el paso a paso. Las fotos a ratos entre amarillas, azuladas, súper blancas... Así que muchas gracias por tus consejos. Tengo una cámara compacta Sony Cyber-Shot DSC-H300 de 20,1 Mp, siempre pongo el modo cocina pero con las luces me hago un lío, aún no he encontrado el modo correcto y el rincón más bonito de luz de día, por la noche no luce claro. A ver si mejoro un poco mis fotos. Pásate por mi blog un día, quizá puedas darme algún consejo más, gracias. Enhorabuena por tu blog. Un saludo de Tarta de manzana. www.tartademanzanacasera.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! En este enlace puedes ver cómo ajustar el balance de blancos con tu cámara para que no te salgan amarillas o azuladas, como comentas: http://pdf.crse.com/manuals/4480190411/ES/contents/05/02/15/15.html. Me he pasado por tu blog y tienes unas recetas muy apetitosas. Además compartimos vajilla, jeje! Un besazo!

      Eliminar
    2. Hola, muchas gracias. Ahora, que estoy terminando el curso con Sonia, tengo las cosas más claras. Gracias por tus consejos y el enlace, genial. Espero hacer fotos tan bonitas como las tuyas. Estoy pensando en comprarme una réflex, ¿cuál me recomiendas? Un beso.

      Eliminar
    3. Hola! Perdona la tardanza en responder, se me había pasado tu comentario. La Nikon 3300 está genial para empezar y muy bien de precio. Te recomiendo que te compres sólo el cuerpo de la cámara y la completes con un 35mm. Un beso!

      Eliminar
  9. Hola guapa!!! Eres una artista, me encanta tu blog, un beso.

    ResponderEliminar
  10. tus fotos son preciosas, gracias por los consejos para las fotos. Un beso

    ResponderEliminar
  11. Muchas gracias por toda esta información. Yo tengo una Nikon D60 y siempre he disparado con el objetivo que venía (18-55 mm) pero me apetece comprarme uno de focal fija, había pensado en el 50 mm, porque parecía la mejor elección, pero al leerte, estoy dudando de cogerme el 35 mm, ya que veo que el resultado está genial y el boken que se consigue es precioso.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, guapa! Como tu cámara es crop sensor, te recomiendo el 35 mm para este tipo de fotos, que equivale a un 50 mm en full frame, como comento en el post. Ya verás qué diferencia con el 18-55 mm cuando pruebes éste! Un besazo!

      Eliminar
  12. Qué buen post Estefanía! La verdad es que eres súper detallista y las fotos son preciosas. Son unos tips muy útiles :) Un besito

    ResponderEliminar
  13. Un 10 para este post! Me he enviado el enlace a mi correo para tenerlo al alcance siempre que lo necesite. Gracias por compartirlo!

    Un beso

    ResponderEliminar
  14. Me ha encantado el post, ¡muchas gracias!
    Un besito para Miranda ;)

    ResponderEliminar
  15. Un post estupendo me encanta y encima me viene bomba.
    Besos crisylaura.

    ResponderEliminar
  16. Un post para enmarcar. Gracias por todos tus Tipps!

    Un beso desde Deutschland*

    ResponderEliminar
  17. Muchas gracias un post muy bonito y útil.

    ResponderEliminar
  18. Gracias. Artículo muy interesante. Fue agradable de leer.

    ResponderEliminar
  19. Me han encantado todos tus consejos!! Realmente se nota tu evolución en el blog, y es uno de los que más me gusta leer cada Domingo!!

    ResponderEliminar
  20. Un fantástico post, gracias por compartir tus conocimientos de fotografía, nos caen de perlas a algunas, con este he aprendido algunas cosas muyy importantes que no sabia, otras me falta entenderlas pero poco a poco. Tendré que documentarme aun mas.... Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Vaya, vaya, desde luego la entrada es para tomar apuntes. Muchas gracias por la sesión magistral, me parece que me va a ayudar muchísimo.

    ResponderEliminar
  22. Buenisimo post!!!
    Me quedo por aquí

    ResponderEliminar
  23. Me ha encantado el post, de casualidad acabo de conocer tu blog y molaaaa!

    ResponderEliminar
  24. Me encantan tus fotos. Ojalá consiga controlar de una vez el modo manual de mi reflex. Besos!

    ResponderEliminar
  25. Muchas gracias por este post! me viene de perlas

    ResponderEliminar
  26. Muchísimas gracias a todos! Me alegra saber que os ha gustado este post un poco distinto a lo habitual. :)

    ResponderEliminar
  27. Buenos días!, acabo de descubrir tu blog por MiLowcost, y me ha encantado este post!!, me ha gsutado mucho verte con tu pequeñá editando fotos, porque a mí me ocurre parecido, pero con dos niñas!.
    Quería preguntarte qué programa utilizas para ver las fotos en Raw en tu ordenador. Yo uso lightroom, pero cuando quieres ver las fotos en las carpetas, sin abrir lightroom, no se pueden ver los de formato raw.

    Muchas gracias!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Débora! Con dos niñas debe ser ya una locura! ;) Utilizo el Photoshop, que incluye el Adobe Camera Raw. Un abrazo!

      Eliminar
  28. Muy buen post, de contendio muy útil e interesante! Muchas gracias!

    ResponderEliminar
  29. Excelente artículo e información la que has dado, fundamental para que las personas que no conocemos tantos detalles aprendamos algo más, gracias por compartirlos

    ResponderEliminar
  30. Me flipa la calidad de tus fotos y la delicadeza que utilizas para realizarlas.
    Me ha servido de ayuda, pero a pesar de que me apasione el tema de la fotografia, ando un poco verde en ese aspecto.
    Un saludo y aunque te acabe de descubrir aqui tienes a una nueva seguidora!
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  31. He pasado por tu blog y me ha encantado todo lo que he visto

    ResponderEliminar