domingo, 21 de junio de 2015

Desayuno con fondue de Nutella casera

Hoy os traigo un desayuno delicioso para disfrutar de este primer domingo de verano como se merece. Un desayuno en el que el plato principal es una sencilla fondue de Nutella casera con frutas, barquillos y galletas. Al Chico Pecoso y a mí nos encanta la Nutella y nunca falta un bote en casa, pero ahora que hemos probado esta riquísima Nutella casera (que además es muy fácil de preparar), guardaremos esos botes únicamente para "emergencias".

La receta de la Nutella casera nos la enseñaron las chicas de Fit Happy Meals en un fantástico showcooking de cocina saludable, organizado por Laboratorios Babé, al que asistí hace unas semanas, y realmente es mucho más fácil de preparar de lo que pensaba.

Ingredientes

- 400 gr. de avellanas tostadas sin piel y sin sal
- 1 ó 2 cucharadas de cacao puro en polvo (yo uso Valor)
- 2 ó 3 cucharaditas de edulcorante líquido
- 1 chorrito de leche (opcional)

Con una batidora de cuchillas, trituramos las avellanas solas hasta que suelten toda su grasa y formen una crema. Es recomendable dejar descansar la batidora de vez en cuando para no quemarla. Una vez tenemos la crema de avellanas, añadimos el cacao en polvo y el edulcorante y batimos un poco más hasta que se hayan mezclado bien.

Yo después le añadí un poco de leche para suavizarla, pero de esta forma hay que consumirla en unos días. Lo que podéis hacer es separar una parte de la crema que queráis consumir y añadirle la leche en ese momento, así el resto de la Nutella os aguantará mucho tiempo sin problemas.

Es una crema deliciosa, con mucho sabor a avellanas, que nosotros acompañamos en este desayuno con rodajas de manzana, fresas, plátanos, galletas de mantequilla y barquillos.

También la tomamos untada en rebanadas de pan con algunos frutos del bosque (moras, frambuesas y arándanos) y almendras en láminas.

Los frutos del bosque también sirvieron para acompañar unos vasitos de yogur griego con granola casera.

Y para beber, zumo de naranja y leche con cacao.

Además de la fondue de Nutella, compramos unos croissants en la panadería y preparamos uno de mis bizcochos preferidos, un angel food cake.

Este bizcocho también es perfecto para tomarlo con Nutella y unos cuantos frutos del bosque. Además, al ser un bizcocho de claras de huevo, es muy esponjoso y ligero.

Esta crema casera de avellanas la podéis hacer también con otros muchos frutos secos, como cacahuetes, almendras, pistachos... Y en lugar de edulcorante, podéis endulzarla con sirope de arce, por ejemplo, para darle un toque especial.






Os animo a que probéis a hacer en casa esta sencilla crema de avellanas y cacao para comprobar lo rica que está y lo rápido que se prepara. Y de paso, podéis disfrutar de un original desayuno con esta sencilla fondue. Seguro que a los niños les encanta.

¡Feliz domingo y feliz verano!


3 comentarios:

  1. Qué maravilla Estefanía, esta todo precioso, yo soy adicta a la nocilla, pero me la estoy dejando...así que probaré esta receta qué es muchísimo más sana.

    ResponderEliminar
  2. Yo también hice Nutella casera!
    De una forma distinta, pero da igual!
    Por que el resultado es igual de rico
    Además, la satisfacción de hacerla uno mismo es genial jojojo

    Un beso de Cecilia de Un Postre Para Pantagruel

    ResponderEliminar