domingo, 19 de mayo de 2019

El quinto cumpleaños de Miranda: science party

No he podido cumplir mi propósito de pasarme por aquí más a menudo, pero me queda el consuelo de no faltar al menos a esta cita anual por el cumpleaños de Miranda. Ya vamos por su quinto año y, como era de esperar, esta vez no he sido yo quien ha propuesto la temática de la fiesta.

Miranda asiste a una extraescolar en el colegio que se llama "científicos chiflados", donde les hablan de cuestiones básicas relacionadas con la ciencia y hacen experimentos (esto es lo que más le gusta, por supuesto). Así que nos pidió que su cumpleaños fuera sobre esto y que pudiera hacer slime con sus amigas... ¡y eso hicimos!


Fue una suerte que Gabriela (Nina Designs) pudiera diseñarnos toda la cartelería de la fiesta, porque íbamos un poco perdidos con la temática y así pudimos darle unidad a toda la decoración. Una de mis partes favoritas fue el nombre de Miranda formado con elementos reales de la tabla periódica. Si queréis probar con vuestro nombre o cualquier otra palabra, en esta web podéis ver con qué elementos se formaría.

Las probetas, matraces, tubos de ensayo y moléculas formaron parte de toda la decoración de la fiesta.

Como ya sabéis, una de las cosas con las que más disfrutamos al organizar estas fiestas es tematizando la comida, y las moléculas de frutas son algo muy fácil de hacer. Nosotros utilizamos palitos de cake pops para unir las frutas, pero también podéis usar palillos de colores, en caso de que no encontréis. En los tubitos de al lado había "peta-zetas" de diferentes sabores.

Para beber había zumo de naranja natural y botellas de agua decoradas con los colores de la fiesta. También utilizamos unos vasitos medidores de laboratorio para hacer gelatina de rosas de color azul. 

La tarta de cumpleaños, por primera vez, no la hicimos nosotros, sino que la encargamos en Mandonnet Cake Boutique. Quedó chulísima, con aspecto de slime pegajoso cayendo por los bordes de la tarta y burbujas por encima. Allí también nos hicieron unos ricos donuts con cobertura verde.

Nosotros preparamos en casa unos cupcakes de chocolate con sirope de fresa en jeringuillas para inyectar directamente sobre el bizcocho antes de comerlos.

También hicimos galletas de mantequilla con forma de microscopios, matraces y ADN, gracias a unos cortadores de galletas que imprimió el Chico Pecoso en su impresora 3D. Si tenéis una, en esta web encontraréis un montón de diseños de objetos para imprimir (no sólo cortadores de galletas).

Y, por último, pusimos unas placas de Petri con cerebros de gominola y gelatina de limón con nonpareils verdes, estas últimas a modo de cultivos bacterianos.

Preparamos bolsitas para todas las invitadas con sus gafas de pequeñas científicas y pases de seguridad personalizados con su nombre.

Además de esto, cada una llevaba un lápiz del color de su pase de seguridad, un tubo de ensayo con píldoras de gominola y una placa de slime con una ranita dentro. También, un recipiente de plástico en forma de bola (los que nos sobraron del tercer cumple de Miranda) para que cada niña guardara el slime de su experimento y pudiera llevárselo a casa.

En la repisa sobre la mesa dulce (donde el año pasado colocamos una guirnalda de flores y plantas) colocamos esta vez unas cuantas botellas con los colores de la fiesta, que preparamos con leche y colorante alimentario.

En la mesa de la merienda, las niñas tenían matraces en lugar de vasos, una placa de Petri de gelatina y una galleta con el nombre de cada niña en forma de elemento de la tabla periódica, que decoramos nosotros mismos con fondant y rotuladores comestibles. (Todas estas cosas de repostería suelo comprarlas en la tienda Enjuliana).

Tanto los matraces, como los vasos medidores de laboratorio y las placas de Petri los compramos en AliExpress.

Después de merendar y soplar las velas, colocamos las mesitas en la terraza para comenzar con los experimentos.
Para el slime casero se necesitan los siguientes ingredientes: cola blanca, líquido de lentillas, espuma de afeitar, bicarbonato sódico y colorante.

Como utensilios, colocamos un bol de plástico para cada niña y una cuchara de plástico rígido para mezclar los ingredientes.

Para evitar posibles salpicaduras de slime les pusimos uniformes a prueba de contaminaciones biológicas hechos con bolsas de basura.

No os puedo dar indicaciones sobre las cantidades para el slime porque lo hicimos un poco a ojo, pero seguro que en Internet encontráis un montón de tutoriales.

Cuando, al tocarlo, ya no se queda pegado a los dedos, significa que nuestro slime está listo.

Cada una lo guardó en su cajita de plástico transparente para llevárselo a casa, muy orgullosas de su resultado.

El siguiente experimento consistió en hacer un volcán con zumo de limón y bicarbonato. (Miranda no pudo resistirse a beber un poco de zumo de limón antes de mezclarlo).

Este experimento es muy rápido y fácil de hacer en casa y para los niños es muy divertido, por si os apetece probarlo. Lo habitual es utilizar vinagre para la reacción, pero nosotros lo sustituimos por zumo de limón para evitar que todo se quedara impregnado por el fuerte olor del vinagre.

Los experimentos fueron, sin duda, el éxito de la fiesta, tanto para las niñas como para los mayores.

Espero que os hayan gustado todas estas ideas y que os sirvan en próximos cumpleaños. Para nosotros, Pinterest siempre es una gran fuente de inspiración, más aún con esta temática sobre "científicos chiflados"que nos parecía un tanto difícil cuando Miranda la planteó, pero que hemos disfrutando un montón organizando.

¡Feliz domingo!


2 comentarios: