domingo, 9 de septiembre de 2012

Tomando el té en la campiña inglesa

Una de las cosas que más me gustan de viajar a Inglaterra es su tradición de tomar el té de las 5, como ya os comenté hace tiempo en un post sobre tomar el té en Londres. Y en nuestro viaje de este verano a la campiña inglesa (o como se dice en inglés, The Cotswolds) no podía faltar el té de la tarde pero, por supuesto, con unas vistas mucho menos urbanas que las que nos ofrece la capital británica.

Afternoon tea

Hay varias opciones a la hora de tomar el té. La más completa es el afternoon tea, una pequeña merienda salada y dulce, que se toma algo más pronto, sobre las 4 de la tarde. En algunos lugares ofrecen la posibilidad de completar el menú con una copa de champán.


Nosotros elegimos la terraza de Cowley Manor (un precioso hotel con 55 acres de bosques y jardines) para tomar un afternoon tea por el encanto del lugar y la belleza de sus paisajes. Cuentan que Lewis Carroll escribió "Alicia en el País de las Maravillas" (de la que, por cierto, os hablé aquí) durante una de sus estancias en la villa de Cowley y que sacó su inspiración de los terrenos de Cowley Manor.

Allí nos sirvieron el clásico menú del afternoon tea. En el primer piso había varios tipos de sandwiches: salmón, pepino, huevo, jamón york y atún; además de una tacita de gazpacho.



En el segundo piso estaban los típicos scones (normales y con pasas), acompañados de clotted cream (tengo que aprender a hacerla) y mermelada de fresas.



Y en el último piso nos sirvieron un surtido de dulces: una pavlova (merengue crujiente por fuera) con confitura de ruibarbo, una especie de lionesas de crema, brownie y un minicupcake de chocolate y crema de queso.



Lo tomamos todo acompañado de té Earl Grey con leche. Y lo que más disfruté fueron los esponjosos scones con una buena capa de clotted cream y mermelada de fresa.



Este afternoon tea nos costó 15 libras por persona, un precio nada caro por disfrutar de una merienda riquísima y unas vistas espectaculares.



Cream tea

Otra modalidad a la hora de tomar el té, y más común que el afternoon tea, es el cream tea. Es una merienda mucho más ligera, que suele tomarse sobre las 5 de la tarde y se compone básicamente de té y scones. La mayoría de tea rooms, restaurantes y cafeterías cuentan con esta opción, que algunos varían ofreciendo un trozo de tarta en lugar de scones.


El cream tea que veis la foto lo tomamos en un restaurante cercano al cottage donde nos alojábamos. Se llama The Fossebridge Inn y tiene una terraza muy grande (con gallinas correteando por ahí) junto a un precioso lago




Los scones eran de arándanos y estaban recién hechos (tardaron unos minutos en hornearlos). Y tanto la clotted cream como la mermelada de fresas eran caseras.

El té de la tarde es, sin duda, la mejor de todas las tradiciones inglesas. Yo, que soy una apasionada del té y los dulces, no imagino una merienda mejor.

¡Feliz domingo!

18 comentarios:

  1. Magnífico lugar! Estuve en los Costwolds hace unos años, y me encantaron! Con estas fotos transmites totalmente la elegancia de tomar el té más "posh".
    http://trendations.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Me han entrado unas ganas terribles de ir, me has creado una necesidad jaja

    Que poquitas ganas de España tengo...

    ResponderEliminar
  3. Una merienda maravillosa en un lugar precioso. Scones, clotted cream y mermeladas caseros. ¿Qué más se puede pedir? Besos.

    ResponderEliminar
  4. Ya estoy por aquí jeje. Me encanta este post, con lo que me gusta a mi lo brittish ainssss, me gusta todo y me has traído buenos recuerdos de cuando estuve en Escocia, gracias por compartirlo. besitos guapa

    ResponderEliminar
  5. Qué maravilla, adoro el té y el "british way of life" :-) Estas fotos me han dado unas ganas tremendas de darme un homenaje como esos, y de volver a Inglaterra de vacaciones.

    ResponderEliminar
  6. que preciosidad de viaje, tienes que darnos mas detalles, yo tengo muchisimas ganas de ir!!!

    ResponderEliminar
  7. Mmmm...que rico! Me encantan los scones y los tés! Seguro que todo estaba buenísimo!

    ResponderEliminar
  8. que buen plan! y que rico todo ; )
    un besete
    www.jesuiscoquette.blogspot.com

    ResponderEliminar
  9. Guauuu que envidia....y no de la sana yo quiero esa merendola y esas vistas..mmmmm un besote

    ResponderEliminar
  10. Que delicia!!!!!! Me encanta tu viaje por tierras inglesas, es uno de mi propósitos para el año que viene.
    Que merienda tan rica y esos scones!!! Mi favorito. Pero, cómo se hace el clotted cream? Me chifla!

    Besos

    ResponderEliminar
  11. Qué maravilla de imágenes, es todo de ensueño. ¡Me encanta Inglaterra!! Enséñanos más cositas de la Campiña pliiiis!!! :D

    Un besote!!

    ResponderEliminar
  12. Por si te inteeresa , en el blog thecrazyteaparty tienen receta de scones y clotted cream.

    ResponderEliminar
  13. Hola, miss81! Thecrazyteaparty es un blog genial, gracias por recomendármelo! Scones sí que sé hacer, publiqué la receta hace tiempo, pero tengo ganas de hacer clotted cream. Lo que pasa es que la receta de Thecrazyteaparty es para hacer una pseudo-clotted cream, como bien explican, y me gustaría aprender a hacer la crema de verdad. A ver si encuentro la receta en algún sitio. Un beso!

    ResponderEliminar
  14. Precioso el sitio, pero el té de la tarde no se puede comparar con el que amorosamente preparaste para el post anterior, no faltaba un detalle, y una mesa decorada de ensueño!
    te felicito
    saludos!

    ResponderEliminar
  15. Tomar el té en los Cotswolds, no creo que haya nada mejor en el mundo entero!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar