domingo, 25 de marzo de 2012

Galletas "La Cure Gourmande"

La semana pasada, la Chica de las Espadas me trajo unas riquísimas galletas de Madrid de la tienda "La Cure Gourmande", que seguro muchos ya conocéis. No era la primera vez que las probaba, porque ya me las había traído hace un par de años de Zaragoza y me encantaron.

Para los que no las conozcáis, las tiendas "Le Cure Gourmande" están especializadas en galletas y dulces de muchos tipos diferentes. Tienen caramelos variados tipo toffee, caramelos rellenos de pulpa de frutas, piruletas de frutas naturales, chocolates, trufas y muchas más delicias elaboradas artesanalmente con ingredientes de primera calidad y sin aditivos industriales.

Además, venden latas con preciosas decoraciones antiguas, en las que te puedes llevar los dulces y galletas. La lata cilíndrica sirve también para conservar mejor las galletas gracias a su tapa especial. Sólo hay que calentarla unos minutos en el horno y tapar con ella la lata llena de galletas para alargar su conservación.

Las galletas están riquísimas y tienen muchos sabores diferentes: de chocolate, de canela, de limón, de coco, de almendra, rellenas de higos, de pulpa de frambuesa, de corteza de naranja, de crema de chocolate... A cada cual más buena.



De momento en España sólo hay tiendas "Le Cure Gourmande" en Madrid, Barcelona, Mallorca, Zaragoza, Salamanca, Toledo y Sevilla. Si pasáis por alguna de estas ciudades, visitad su tienda porque estoy segura de que os encantará su cuidada decoración tradicional, al estilo de las antiguas confiterías francesas. Yo estoy deseando que abran una pronto en Valencia.

Aprovecho para contaros que le he regalado al Chico Pecoso por su cumpleaños el nuevo iPad que salió a la venta el viernes pasado. Es el modelo 4G de 32 Gb en color blanco que veis en las fotos. Los que ya tenéis algún tablet lo sabréis, pero a nosotros nos ha encantado tener en un sólo dispotivo (pequeño y ligero) ordenador, libro electrónico, agenda personal, cámara de fotos, cámara de vídeo, videoconsola, reproductor de vídeo y música... y qué sé yo cuántas cosas más.






Mirad con qué carita de pena me mira Totoro esperando que deje el iPad y me vaya a jugar con él y su amigo el pato.

¡Feliz domingo!

lunes, 19 de marzo de 2012

Mis sitios favoritos de Benimaclet

El Chico Pecoso y yo vivimos, desde hace casi tres años, en el barrio de Benimaclet de Valencia y nos encanta. Hay otros muchos barrios de Valencia que me gustan: Ruzafa, el Carmen, Xúquer… pero hoy quería hablaros de mi favorito.

Lo que más me gusta de Benimaclet es que es un pueblecito en medio de la ciudad, con sus casitas bajas, su plaza de la iglesia y sus pequeños comercios. En verano, las señoras bajan sus sillas a las puertas de los patios y montan su propio "Sálvame Deluxe", como en esta página de Facebook. Y durante todo el día el barrio tiene mucha vida, siempre hay gente por las calles, se organizan degustaciones, exposiciones de fotos, actuaciones… Aquí podéis ver la completa programación de Benimaclet para el mes de marzo.

Y ahora os voy a enseñar algunos de mis lugares favoritos de Benimaclet para las distintas horas del día.

Brunch en La ola fresca
(C/ Músico Magenti, 11) – 10 euros

Helen es la dueña, cocinera y camarera de La ola fresca, un pequeño rincón británico en Benimaclet. Es un sitio con mucho encanto y rica comida, sobre todo, su completo brunch: huevos con bacon o salmón, yogur con muesli y fruta, zumo de naranja natural, tostadas con mantequilla y mermelada, café o té. Además, tiene cervezas artesanales, como Tyris o Montseny (que probamos por primera vez en las cabañas en los árboles), y vende productos orgánicos, delicatessen e ingleses. Sus brownies son absolutamente deliciosos.


De tapas en La Tapeta
(C/ Doctor Vicente Zaragozá, 68)
15 euros 

En primavera y verano me encanta comer en la terraza de La Tapeta mientras veo pasar los tranvías. Tienen una oferta de jarra de cerveza + plato de bravas = 5 euros. Muy ricos los calamares, boquerones en vinagre, sepia y la sartén de huevos y chistorra. También tienen una amplia carta de bocadillos muy buenos.


Actuaciones en directo en Kaf Café
(C/ Arquitecto Arnau, 16) - 10 euros

Kaf Café es uno de los lugares que más me gustan y más frecuento. Tienen una amplia biblioteca gratuita con préstamo de libros, sesiones de jam poética, exposiciones, actuaciones musicales en directo y proyecciones. Un lugar donde merendar o cenar acompañado de arte y cultura. Muy buenos sus montaditos, zumos ecológicos y distintos tipos de tés.


Cocina francesa en El Pessic
(C/ Reverendo Rafael Tramoyeres, 3)
25 euros

El Pessic es un encantador bistrot francés en pleno barrio de Benimaclet. Tiene una preciosa pared de pizarra donde está escrita su carta de vinos. Su foie casero caramelizado es una delicia, al igual que sus galettes rellenas. Muy recomendables sus fondues de queso y su carne a la piedra. En postres, la crepe de salidou es un imprescindible. Para beber, rica sidra bretona.


Originales pintxos en El Carabasser (mi favorito)
(C/ Reverendo Rafael Tramoyeres, 35) - 15 euros

Si vais un día a cenar al Carabasser, entenderéis por qué es mi lugar favorito. Un local pequeño pero acogedor, decorado con mucho gusto. El trato es muy agradable tanto por parte de las camareras como de Rubén, su simpático dueño/chef. Sus creativos pintxos, elaborados con productos de calidad, son un gran placer en un pequeño bocado. Os recomiendo la ensalada de la casa con queso de cabra caramelizado, la fondue de calabaza, sus deliciosas quiches y su ajoarriero gratinado; aunque me encanta descubrir nuevos pintxos cada vez que voy. Entre sus ricos postres, destaca el estupendo flan de calabaza.


Cafés, juegos y copas en el Tulsa Café
(C/ Juan Giner, 11)

El Tulsa es uno de los lugares con más solera de Benimaclet y en el que resulta muy fácil sentirse a gusto. Abren por las tardes y noches, por lo que te puedes tomar desde un café hasta una copa. Tienen futbolín, dardos y una agradable terraza interior descubierta. Solemos ir a tomarnos la primera copa de la noche y alguna vez nos hemos llevado juegos de mesa para disfrutarlos con nuestros amigos (ya os hablaré algún día de mi lado más friki).


Gin tonics en el Café London
(C/ Enrique Navarro, 8)

El London es un local bastante nuevo donde puedes tomarte una copa escuchando buena música e incluso un divertido monólogo, si vas un domingo. Su especialidad son los gin tonics, tienen hasta 50 marcas diferentes de ginebra. Disponen de dos modalidades: normal (6 euros) o premium (8/9 euros), y cada jueves tienen de oferta una marca de ginebra premium diferente a 6 euros la copa. 


A bailar al Swan Club
(C/ Juan Giner, 15)

Me encanta la música del Swan y sus actuaciones en directo. El local está especializado en música de los 60: garage, soul, funk, RnB, psyche, beat, rock, y siempre lleva a buenos DJs de estos estilos musicales. El ambiente es muy agradable y tanto la gente que va como el local tienen un look pop muy divertido. Además, los jueves por 14 euros tienes cena en El Carabasser y café-teatro en el Swan.


Por supuesto hay muchos más restaurantes y locales de todo tipo (italianos, argentinos, brasileños, asiáticos…), pero estos son mis favoritos y los que más visito (anoche justamente estuvimos cenando en El Carabasser y tomando una copa en el London). Así que si os pasáis por Benimaclet, igual nos encontramos en alguno de estos sitios.

¡Feliz semana y fin de Fallas!

domingo, 11 de marzo de 2012

Desayuno de domingo

Hoy nos hemos dado un caprichito y hemos preparado este delicioso desayuno, que es mucho más fácil de elaborar de lo que puede parecer en un primer vistazo: zumo de naranja natural, tortitas con nata y fresas, parfait de yogur con muesli casero y arándanos, y un batido de fresas. ¿Os animáis a hacerlo?









Tortitas:

Este receta de tortitas es fantástica y la descubrí en el blog Evan's Kitchen Rambings. Son muy esponjosas y gorditas gracias a que al final incorporamos la clara de huevo a punto de nieve. Solamente modifiqué un poco la cantidad de azúcar de la receta, porque para mi gusto llevaba poco (sólo dos cucharadas).

- 1 taza de harina
- 1 cucharadita de levadura en polvo
- 1 pizca de sal
- 1 taza de leche
- 1 huevo
- 4 cucharadas de azúcar
- 1 cucharada de aceite

Mezclamos la harina, la sal y la levadura en polvo. En otro recipiente batimos la yema de huevo con el azúcar, la leche y el aceite. Cuando estén bien mezclados, incorporamos la mezcla de harina. A parte batimos la clara de huevo a punto de nieve y la incorporamos a la masa con cuidado de que no se baje. Si queremos que la masa esté más espesa y nuestras tortitas queden más gruesas, dejamos reposar la masa toda la noche en la nevera. Luego cocinamos las tortitas en una plancha o sartén antiadherente a fuego medio-bajo.


Parfait de yogur con muesli y arándanos:

La receta del parfait de yogur con muesli casero y arándanos la saqué del blog de Gwyneth Paltrow, GOOP, y es muy fácil de hacer. 

- 1 yogur griego
- 4 cucharadas de muesli casero (abajo la receta)
- 50 gr. de arándanos frescos
- Miel

Colocamos la mitad del yogur en la parte de abajo del vaso, añadimos dos cucharadas de muesli y después la mitad de los arándanos. Repetimos el orden de las capas y terminamos con un chorrito de miel.


Muesli casero:

Podéis utilizar los ingredientes que más os gusten libremente, teniendo como base la avena. 
 
- Avena
- Cereales Crunchy Nut (con miel y cacahuete)
- Nueces picadas
- Pasas
- Frutas deshidratadas (coco y plátano).

Mezclamos los ingredientes en las proporciones que prefiramos, pero teniendo en cuenta que la avena es el ingrediente principal.


Batido de fresas:

Depende mucho del gusto de cada uno, pero para una persona yo utilizo aproximadamente las siguientes cantidades:

- 4 ó 5 fresas medianas
- 2 cucharadas de azúcar
- Medio vaso de leche

Cortamos las fresas en trozos, añadimos el azúcar y la leche, y lo trituramos todo con la batidora. Podemos añadirle más leche o fresas según lo queramos más o menos espeso. Lo mismo con el azúcar, dependiendo de lo dulce que nos guste o de lo ácidas que sean las fresas.

Y hasta aquí la explicación de este rico desayuno de domingo, que podéis preparar un día para sorprender a vuestra pareja o a quien queráis. Seguro que os lo agradecen muchísimo.

¡Feliz domingo a todos!

domingo, 4 de marzo de 2012

Tarta de limón y merengue (Lemon meringue pie)

No sé si recordáis que hace tiempo os enseñé en el blog la receta de unos ricos cupcakes de limón y merengue. Pues bien, hoy os traigo la receta original que inspiró esos cupcakes, la clásica tarta de limón y merengue o, como se dice en inglés, lemon meringue pie.

Esta receta es del libro "The Hummingbird Bakery Cookbook", que ya se ha convertido en uno de mis libros "de cabecera" a la hora de cocinar. Si todavía no lo tenéis, os lo recomiendo, porque en él podréis encontrar un montón de clásicos de la repostería, que incluyen cupcakes, pies, cakes o cookies, entre otras muchas cosas.

Para la base:

- 260 gr. de harina
- 1/2 cucharadita de sal
- 110 gr. de mantequilla sin sal

Batimos a velocidad lenta la harina, la sal y la mantequilla hasta que estén bien mezcladas. Añadimos una cucharada de agua y batimos hasta que esté bien mezclada. Después añadimos una segunda cucharada de agua y batimos hasta que la masa esté suave. Si la masa todavía está seca, podemos añadir una cucharada más de agua, pero no demasiada. Envolvemos la masa en papel film y la dejamos reposar durante una hora.

Precalentamos el horno a 170º y amasamos con un rodillo nuestra masa sobre una superficie enharinada. Esta receta es para un molde de 23 cm. (El mío era un poco más grande y la masa quedó más justa).

Colocamos la masa fina sobre nuestro molde y la cubrimos con un papel vegetal y algún tipo de peso, como garbanzos o arroz. Horneamos durante 10 minutos, quitamos el peso de encima y volvemos a hornear otros 10 minutos. La masa debe estar blanca y ligeramente cruda en el centro. (Yo hice esto, tal y como decía la receta, y al final del todo la masa quedó poco hecha para mi gusto. Yo os recomendaría que la hornearais en este punto 10 minutos más de lo que pone ahí, después de quitar el peso).

Otra opción para la base: Una opción mucho más fácil y rápida es hacer una base de galleta y mantequilla. Yo la probé con la base de mi New York Cheesecake, con galleta María molida y mantequilla derretida, y está riquísima. Me gusta más que con la propia base de la receta.


Para la crema de limón:

- 8 yemas de huevo
- 800 gr. de leche condensada
- Zumo recién exprimido de 8 limones y su ralladura. (Yo puse sólo 5 limones medianos porque no quería que quedara demasiado ácido).

Batimos las yemas con la leche condensada, el zumo y la ralladura de limón hasta que todos los ingredientes estén bien incorporados. 

Vertemos la mezcla sobre la base de la tarta medio horneada y la metemos al horno precalentado a 150º durante 20 ó 30 minutos. Al sacarla, el relleno debe estar firme si lo tocamos, pero ligeramente suave en el centro. Lo dejamos enfriar completamente y luego lo cubrimos y lo metemos en la nevera durante al menos una hora, o toda la noche si es posible.

 
Para el merengue:
 
- 6 claras de huevo
- 330 gr. de azúcar glas
- 1 cucharadita de extracto de vainilla

Precalentamos el horno a 150º. 

Mientras tanto, batimos las claras a punto de nieve y vamos incorporando gradualmente 2 cucharadas de azúcar cada vez, batiendo bien después de cada adición. Cuando ya hemos añadido todo el azúcar, incorporamos el extracto de vainilla y batimos de nuevo hasta que se formen picos firmes.

Cubrimos la tarta con el merengue y, con la parte de atrás de una cuchara, hacemos picos y ondas para decorarlo. Lo horneamos durante 20 minutos o hasta que el merengue quede tostado y crujiente por arriba.


Dejamos enfriar completamente la tarta antes de servir. 


La base es lo único que no me ha convencido mucho de esta receta, quizás porque con los tiempos que pone, quedó poco hecha para mi gusto, como os comentaba al principio. Me gustó mucho más con la base de galleta y además es más rápida de hacer. 

Pero el resto de la tarta es una delicia, la crema de limón es muy suave, ligeramente ácida, y contrasta muy bien con el sabor dulce del merengue.


A mí me encanta tomarla para desayunar. Cuando sé que la tienen en algún sitio, como el Meatpacking Bistro de Barcelona, siempre la pido. Es una tarta sencilla y deliciosa. Otro gran clásico de la repostería anglosajona.

¡Que la disfrutéis!